Divorcio Express – Requisitos y opciones

Divorcio Express - Requisitos y opciones

Abundando en el Divorcio Express

Cuando las parejas deciden casarse les resulta impensable que pueda llegar el momento del divorcio. No obstante, la realidad se impone y ,según las últimas estadísticas, 7 de cada 10 matrimonios en España acaban en ruptura. A la vista de este dato, es conveniente conocer que existe la posibilidad de hacer un divorcio express o de mutuo acuerdo.

Cuando el divorcio se convierte en la única solución para poner fin a las desavenencias matrimoniales, una de las mayores preocupaciones es conocer el coste económico y personal de tomar dicha decisión. El precio del proceso de divorcio variará en función de  su complejidad. Para determinarla, habrá que determinar si el divorcio será de mutuo acuerdo entre los cónyuges y si es de mutuo acuerdo en función de si existen hijos dependientes económicamente en común y/o bienes o deudas pendientes de reparto.

El divorcio express fue introducido en España por la Ley/2005, y ha sido la mejor posibilidad para aquellos que deciden divorciarse y desean que el proceso sea lo más rápido y económico posible. Dicho esto, te presentamos de manera sencilla todo lo que debes saber si deseas aplicar la Ley del Divorcio Express.

Requisitos

En primer lugar, para poder optar por un divorcio express, es indispensable que ambos cónyuges estén de acuerdo en divorciarse y que estén además de acuerdo en todas las medidas (tanto personales como paternofiliales, patrimoniales y económicas) que se recogerán en el convenio regulador que acabará siendo aprobado judicial (y en determinados supuestos también notoriamente).

Para que este acuerdo entre los cónyuges sea aprobado judicial deberá presentarse acompañando una demanda firmada por abogado y procurador. El convenio regulador deberá obedecer a unos requisitos de forma específicos, presentarse de forma escrita, deberá ser específico, ser lo más claro posible y en él es importante considerar cualquier situación o eventualidad posible, para evitar malos entendidos y diferencias en un futuro.

Otro requisito importante, para este tipo de divorcios es que el matrimonio se hubiera contraído con una antelación mínima de tres meses.No obstante, hay excepciones que están contempladas en el Código Civil, una de ellas es el riesgo de la propia vida de uno de los cónyuges o de los hijos en común.

Finalmente, para que proceda un divorcio express es necesario que al menos uno de los que integran el matrimonio, resida en España o que hubiera estado fijado en nuestro país el último domicilio conyugal, extremos estos que deberán acreditarse mediante volante o certificado de empadronamiento.

¿Cuánto cuesta un divorcio express?

Si bien un divorcio exprés es una forma bastante económica para tramitar la disolución del matrimonio, el precio de un divorcio de este tipo, dependerá de la complejidad que entrañe el procedimiento que sea necesario llevar a cabo para obtenerlo y que necesariamente va a repercutir en la forma en que se llevará a acabo el procedimiento:

Según un procedimiento judicial

Esta forma de divorcio express implica a que todo el proceso se lleve a cabo mediante la intervención de dos profesionales del derecho, abogado y procurador. En este caso, la existencia de un acuerdo entre ambos esposos simplifica el tipo de procedimiento, lo cual hace posible también que un mismo procurador y abogado asistirán a ambos cónyuges y que no se celebra juicio sino que se le presenta al Juzgado un acuerdo que debe aprobar, hace posible reducir costes.

No obstante, los honorarios de cada uno, dependerán de lo acordado con el cliente y del nivel de dificultad de la redacción del acuerdo regulador.

Divorcio notarial

Esta forma de divorcio express,  está fundamentada en la ley de Jurisdicción voluntaria que posibilita obtener el divorcio el mismo día en que se acude al notario a firmar el convenio regulador y la escritura de divorcio acompañado de un abogado matrimonialista para firmar el convenio regulador del divorcio acordado entre los cónyuges. Para optar por esta modalidad de divorcio es imprescindible que el matrimonio no tenga hijos menores de edad.

Igualmente, a la firma notarial, es imprescindible la presencia de abogado.

La figura del procurador no existe en el divorcio notarial.

En cuanto a los costes del divorcio notarial, serán superiores a los del divorcio exprés judicial puesto que mientras que los juzgados no cobran por tramitar el divorcio, el divorcio notarial implica el pago de los aranceles notariales, que se sumarán a los del abogado.

A modo de conclusión, habida cuenta de la complejidad que implica tramitar un divorcio, una vez elegido un profesional cualificado y especialista en derecho matrimonial que pueda asesorarle y hacer posible que su divorcio se tramite de la manera más beneficiosa para usted. Ello le implicará reducir el impacto social y emocional que representa. Siendo así, la mejor opción siempre y cuando sea posible alcanzar acuerdos para simplificar el procedimiento y reducir costes es optar por un divorcio exprés.