?php if ( function_exists('yoast_breadcrumb') ) { yoast_breadcrumb( '' ); }
936 240 853 [email protected]

Adquirir algunos bienes como una casa o un coche puede hacerse cuesta arriba para algunos jóvenes. Es por ello que se recurre a préstamos hechos por los familiares, proporcionando ese empujón económico que se necesita para la adquisición de un bien. Pero lo que puede sonar sencillo, puede terminar por convertirse en un dolor de cabeza, ya que hacienda siempre está buscando evitar donaciones encubiertas. Por lo tanto, para que no exista ningún tipo de presión fiscal, lo ideal es realizar un contrato entre particulares. Pero, ¿cómo funciona esto? Vamos a averiguarlo.

Préstamos o donaciones entre familiares

 

Muchos son los padres (u otras familiares) que buscan ayudar a los más jóvenes económicamente para que estos últimos puedan adquirir un bien de gran valor, como una casa o un auto. Pero al momento de dar esta especie de ayuda económica, surge el conflicto de saber si la modalidad que le regirá será el de donación o un préstamo entre particulares.

Muchos pueden optar por hacer una donación, que se refiere a transmitir los fondos de forma gratuita. Es decir, solamente dar el dinero, como una especie de regalo. Pero el problema que surge con esta modalidad es que para recibir donaciones, se debe pagar un impuesto, lo que hace de esta una situación engorrosa.

Por lo tanto, lo más pragmático es recurrir a un préstamo entre familiares que, a la luz de la legislación catalana, está visto como cualquier otro contrato entre particulares y puede ser a título gratuito. Esta es una operación sujeta pero exenta de tributación y para realizarlo se debe autoliquidar el modelo 600.

 

Cómo hacer un préstamo a un familiar en Cataluña

 

contacto legal

 

Lo principal es elabora un contrato entre particulares que esté especificado en suficiencia, es decir, dejar constancia de la forma en qué va a ser devuelto el dinero, cuáles serán los plazos para la devolución del dinero, que exista la posibilidad de la cancelación anticipada del préstamo y, como requisito fundamental, dejar especificado que este será con un interés del 0%, es decir, sin intereses. Porque es en esta modalidad donde no se debe pagar ningún tributo. Si este último se omite, hacienda podría hacer tributar al prestamista en el IRPF por una contraprestación equivalente al interés legal del dinero.

Lo ideal es que este sea realizado por un abogado, puesto que cuando lo realiza un particular, puede saltarse alguna de las clausulas importantes y convertir una solución en otro dolor de cabera.

Y una vez que se haya firmado el contrato, se tiene un plazo de un mes para la autoliquidación del modelo 600. En cuanto a este, la Agencia Tributaria de Cataluña tiene una Guía práctica del impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados donde se establece, de una forma simple, de qué manera debe ser autoliquidado el modelo 600.

Abogado en Barcelona 

En Letrados Barcelona somos un bufete especializado en contratos entre particulares, así como también asesoría en cuanto a préstamos entre familiares se refiere. En caso de dudas, bien podéis contactarnos y buscaremos mitigar todas vuestras dudas.