Cuando hablamos de impugnar un testamento, nos referimos al proceso mediante el cual se busca declarar como nula una decisión por considerarle contrario a derecho, el testamento en este caso. Y no es poco común que los herederos no se encuentren satisfechos con lo contenido en el testamento, por lo tanto los procesos de impugnación son frecuentes. Pero como Cataluña tiene su propia normativa en cuanto a herencias, este proceso tiene ciertas diferencias con el resto de España. En este artículo os hablaremos de cómo impugnar un testamento en Cataluña.

 

¿Qué se busca con la impugnación del testamento?

 

Cuando se impugna un testamento, se busca que este sea declarado como nulo, es decir que no tenga validez y que, por consecuente, se apliquen las leyes generales de sucesión en Cataluña u otro testamento que no se haya puesto en duda. Para declarar un testamento como nulo es necesario que se cumplan con las causales contenidas en el artículo 422-1:

  • Es nulo el testamento que no corresponde a ninguno de los tipos establecidos por el artículo 421-5, así como el otorgado sin cumplir los requisitos legales de capacidad y de forma y el otorgado con engaño, violencia o intimidación grave.
  • La falta de indicación o la indicación errónea del lugar o la fecha de otorgamiento del testamento que puedan afectar a su validez se salvan si pueden acreditarse de alguna otra forma. La falta de indicación de la hora no anula el testamento si el testador no ha otorgado ningún otro el mismo día.
  • Son nulos los testamentos que no contienen institución de heredero, salvo que contengan nombramiento de albacea universal o sean otorgados por una persona sujeta al derecho de Tortosa.

 

Procedimiento de declaración de nulidad en Cataluña

 

La acción de impugnación del testamento debe ejercerse una vez abierta la sucesión por aquel o aquellos que tengan un interés legítimo en ello. La acción de impugnar el testamento en Cataluña caduca a los cuatro años desde que el interesado conoce o se presume que puede conocer de la apertura testamentaria, a diferencia del resto de España donde caduca a los 15 años. Vale la pena recalcar que no pueden ejercer la acción de nulidad las personas legitimadas que, conociendo la posible causa de nulidad, admiten la validez del testamento.

Como consecuencia, en caso de que sea declarado como nulo el testamento, esto significará que la sucesión se regirá por testamento anterior o, en caso de que no haya otro, por las reglas de sucesión contenidas en el Código Civil de Cataluña.

Recomendaciones finales

Para evitar que el testamento sea impugnado, lo mejor que puede hacer un testador es otorgarlo de la mano de un Abogado especialista en herencias, de manera que no haya causales válidas para impugnarlo.

Por otra parte, en caso de que desees impugnar un testamento, también te recomendamos contactar con un abogado especialista en herencias, que pueda analizar tu caso y darte las mejores opciones, siempre teniendo en cuenta que todos los casos son distintos.